Anunciamos nuestro tema de 2019 – Stories: Una gran influencia conlleva una gran responsabilidad.

El número de usuarios en redes sociales alrededor del mundo es de 3.2 billones, subiendo 13% cada año. Para 2020, se estima que 5 billones de personas estarán conectadas.

Dada esta escala, las redes sociales se han convertido en la plataforma de storytelling más influyente en el mundo. Sin importar la forma que tomen, las historias que contamos a través de redes sociales, todas tienen el poder de influenciar a más del 60% de personas en el planeta.

Si eres un individuo creativo posteando contenido artístico, un director de películas conectando con sus fans en Facebook Live, un periodista cubriendo las noticias más nuevas, un mercadólogo buscando nuevas formas de conocer sobre comportamiento del consumidor o una compañía de plataformas determinando cómo llegar a ciertas audiencias, debemos despertar a una nueva realidad.

Las historias que contamos tienen la habilidad de tocar e inspirar a las personas, y sacudir su interior. Pueden educar a las personas, cambiarlas o dividirnos y destruirnos. Estas historias tienen el poder de influenciar al mundo y con esta influencia,se derivan  responsabilidades.

En años recientes, la naturaleza de esta influencia se ha extendido y nos ha forzado a verla  responsabilidad que conlleva. Nuestras historias pueden cambiar cómo las personas piensan y actúan, y nuestra obligación es usar este poder para lograr el bien.

Un cambio hacia lo positivo (que es bueno para los negocios)

Existe una razón por la que Facebook reprograma su algoritmo, por la que Google y Apple están enfocados en el wellness digital y cada  plataforma se ocupa de diferenciar lo real de lo que no lo es, y no es sólo por altruismo. Esto es bueno para los negocios.

En 2017, los usuarios de Facebook de 12 a 17 años, ocupan casi el 10%, mostrando que uno de los principales problemas es que muchos de los adolescente creen que las redes sociales tienen efectos negativos para su salud. Para que las redes sociales no lleguen a un tope, y empiecen a decaer, deberán dar más valor en el futuro.

Incluso Mark Zuckerberg admite que Facebook tiene la responsabilidad de dar un servicio que no sólo sea divertido, si no que se pueda usar para el bien de las personas. Como consecuencia, los negocios y todo aquel que crea contenido busca crear interacciones sustanciosas y actividades que lleguen más allá de scrollear. Y Facebook cree en un bien común.

Alejarse de lo negativo

Por cada cosa maravillosa que nos dan las redes sociales, existen un sin número de contras.

Por ahora, los rumores son que mientras más tiempo pasemos en redes sociales, peor nos sentimos. Los usuarios se ven inundados de fake news e información errónea que se expande de manera exponencial, mucho más que la información real de cualquier categoría, según un estudio hecho por el MIT. Además, los discursos de odio reinan las redes sociales.

Si estamos viendo que los ejecutivos sienten una culpa tremenda por haber creado la plataforma y defienden la eliminación de redes sociales, está claro que existen dudas sobre la longevidad y sustentabilidad de las redes y si continuarán creciendo. El valor de estar en redes sociales puede verse afectado pronto.

La responsabilidad ética de proteger a los usuarios de las fake news y la negatividad recae en la plataforma. Pero depende de los creadores de historias revertir la tendencia de negatividad y comenzar a crear contenido que envuelva a las personas y las mantenga felices.

Un futuro donde las historias crean cambios positivos

Cuando vemos al futuro, debemos reconocer que la forma en que contamos historias, continuará cambiando, y se verá afectado por la tecnología: el MIT mostró resultados de un estudio sobre cómo las máquinas pueden usarse para mejorar la conexión emocional con las historias que contamos. Nuestras prácticas y valores, así como el uso que damos a las redes, cambiarán también.

Como los medios y en general la prensa van evolucionando, debemos evolucionar también. Creciendo, aprendiendo y entendiendo cómo usar nuestra influencia en las áreas emergentes y crear mejores resultados, mensajes claros y una sociedad más resiliente y fuerte.

Es hora de tomar acción

Las redes sociales están atravesando un momento crítico. Muchos temen que esta industria falló, permitiendo que distorsionara nuestra realidad y nos dividiera. Esto puede cambiar, podemos trabajar unidos y ser más reales y honestos en nuestra comunicación y conexiones.

El primer paso es tomar la responsabilidad, aceptar que tenemos un rol crítico asegurando que usemos nuestra influencia para bien.

Si eres un creador, todo lo que hagas tiene un impacto en el futuro de nuestra sociedad. Ayúdanos a contar historias que dejen una impresión duradera en el consumidor y sea de valor para él.

Aprender cómo hacer esto empieza ahora y continúa siguiendo las conferencias de Social Media Week en 2019. Sé parte de esta solución y ayúdanos a crear un futuro más positivo para la industria.

Leave a Reply